.:La primera semilla:.

Zelda Rol :: 

 :: 
 :: Bosques perdidos

Ir abajo

.:La primera semilla:.

Mensaje por Nayru Kifán el Mar Sep 06, 2016 1:13 am

Sus pisadas apenas se distinguían de las cenizas, el aire era pesado y apenas era capaz de ver por dónde iba. Jamás se habría creído que algo así fuera posible, pero después de presenciar cómo la lava del volcán consumía las casas de Kakariko, no debía de impresionarle nada. Frotaba sus ojos constantemente, mitad por el humo y la otra por sus lágrimas, podía imaginarse claramente como todos huían del fuego y como otros no tenían tanta suerte. Su madre le habría prohibido pensar en cosas tan fúnebres de poder leerle la mente, y le parecía más que oportuno que no tuviera ese don maternal.

Se dejó caer de rodillas al suelo cuando llegó a lo que parecía ser la entrada a los bosques de los niños. Las imágenes de Frido, Hai, y otros pequeños Kokiris con los que había compartido risas hace mucho tiempo pronto se convirtieron en terribles imágenes de sus amigos, gritando y corriendo para protegerse del fuego. ¿Se encontrarían bien? ¿Dónde estarían todos esos niños? A salvo, o al menos todos los que había visto en el bosque que fueron llevados hasta los Zoras. ¿Y ellos? ¿Cómo estarán sus amigos escamosos? En el Lago Hylia, o eso fue lo último que supo cuando regresó y parecían dispuestos a regresar a su hogar para comprobar que todo estuviese en orden. Todo parecía ir mejorando, y sin embargo, Nayru no estaba bien.

Narnia se asomó entre los escombros para así revolcarse junto a ella, buscando llamar su atención. La pequeña Orni vio la pancita rosada hacia arriba no pudo evitar seguirle el juego, haciéndole cosquillas por todo el cuerpo. Escuchaba los rugidos de su cerdita y la abrazó con fuerza, quedándose allí por larguísimos segundos mientras se mecía con suavidad desde donde estaba. Poco a poco su sonrisa iba borrándose, y cuando dejó de moverse, Narnia se asomó para ver las pequeñas lágrimas que se asomaban en sus ojitos. Intentó limpiarlas lamiendo sus mejillas, pero Nayru se encargó de hacerlo antes de que su cerdita lo consiguiera.

Sonrió como pudo, reposando la mejilla sobre la cabeza de la cerdita antes de que esta volviera a intentar lamer su mejilla:

- ¡Eres rasposa, Narnia! – exclamó entre risas, apartándola un poco de ella antes de volverla a abrazar con fuerza.

Las imágenes fúnebres de su cabeza desaparecieron por simples gestos por parte de su cerdita, dando paso a las risas que tanto le hacían falta. Se levantó del suelo, sacudiéndose las ropas y mirando la tierra negra que estaba debajo de sus pies. Suspiró antes de sacar una bolsita que había pedido prestado de su madre antes de hacer un pequeño agujero en la tierra con los dedos, dejando caer una pequeña semilla en ella y ponerle la tierra encima. Sacó su botella llena de agua, regando la semillita que había plantado mientras Narnia parecía querer meterse porque estaba sedienta:

- Ojalá crezcas algún día, pequeño – murmuró con dulzura, antes de dejar los bosques, esperando a que esa pequeña semilla pronto se volviera un brote verde en ese lienzo negruzco.


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
¡KAW! ¡Gracias Kolvag! *W*/
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Nayru Kifán
Rango de rol

Rango de rol

Mensajes : 447

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


Zelda Rol :: 

 :: 
 :: Bosques perdidos

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.