Tres son multitud, pero más es un alboroto

Zelda Rol :: 

 :: 
 :: Bosques perdidos

Ir abajo

Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Kildea el Mar Mayo 15, 2012 5:45 pm

La fría y agradable brisa nocturna recorriendo las magnificas –y algo espeluznante- alas de Argorok era una vieja memoria que no recordaba la Twili, aquellos momentos en que ambos surcaban los cielos oscuros de su pueblo por diversión o plantear ataques aéreos para sus robos era algo que jamás olvidaría, su primer sentimiento de verdadera adrenalina y emoción en esa tierra –ya que no se le hacía demasiado peligroso el hurtar- fue compartido con su bestia, ahora mismo la joven no podía expresar la alegría de encontrarse con su monstruo después de tantos años. En su mente volvió como una especie de película ese instante en que fue separada de el tan injustamente, aun cuando siempre pensaba que las decisiones de su maestro eran, todo el tiempo las mas correctas; por primera vez estaba diciendo lo contrario. Una vez mas unidos, era lo que le importaba ahora, su próximo destino –que esta vez fue un poco mas aleatorio, en tiempos de noche- eran los bosques, nunca pudo ver a tantos arboles vivos acumulados en un solo lugar, a decir verdad jamás vio alguna planta u objeto viviente a excepción de los mismos de su linaje, por lo que todo hasta ahora era una maravilla.

Hicieron un aterrizaje algo forzoso aproximadamente en un sector determinado de los boscajes, una pequeña zona con un tronco hueco y un gran espacio lo suficientemente grande como para que Argorok descansara plenamente, un gran ruido se produjo cuando este bajaba, sin mencionar que el sonido de sus aleteos hizo un alboroto para los pequeños animales del lugar apenas se le vio en tierra firme. Dio la bienvenida con un rugido que se escucho por toda la zona –lo cual fue un poco inapropiado-; la Twili se bajo del animal monstruoso y acaricio su lomo, deslizando sus dedos hasta terminar en su cabeza, donde dio unas palmadas mientras que su sonrisa de verdadera alegría se extendía a su rostro. Suspiro únicamente y volteo la mirada hacia su entorno, dio unos pocos pasos alejándose de la bestia sosteniendo el puño de su espada por si algo se aparecía, girando sus ojos de un lado a otro vigilando el lugar, hasta voltear hacia Argorok con una pequeña vuelta algo elegante y sonreír algo forzada. – No hay nadie, eso significa que tendrás una siesta despejada amigo~ – Menciono dirigiéndose al animal alado, quien solo se limito a asentir y rápidamente escondió sus alas recostando su cabeza del suelo, por cerrar sus ojos y caer en un sueño profundo.

Ahora era su turno, salió de la “cama” de Argorok para dejarlo en paz, aun tenia la mala memoria de la última vez que lo despertó –lo cual no fue una buena experiencia para la peliblanca- aunque le fue bastante divertido, poco a poco desapareciendo su sonrisa hasta tener una mirada algo preocupada y algo cariñoso –por el hecho de haber criado a este, ha tenido bastante afecto con él luego de todo lo que pasaron juntos- , despidiéndose de su compañero con un gesto de la mano y emprender un recorrido al bosque. Miro a su alrededor y solo podía divisar arboles sumidos en oscuridad de la noche, encontró una enorme estrella circular en el cielo cual provoco una sorpresa para la Twili, jamás había visto algo sobre las nubes además de ella misma o un lienzo totalmente negro como era en el Reino Crepuscular, el brillo que proyectaba este era majestuoso y hasta atrayente, caminando con la mirada centrada en el astro sin saber que se acercaba a una villa.

Cuando por fin vio que su figura se hizo más grande lo que creyó, bajo la mirada para ver que había logrado atravesar los bosques –aunque en realidad no se encontraba tan lejos de la salida, le era impresionante la vista- y además de ello, hallar un pueblito algo abandonado. Le pareció ciertamente adorable, las casas eran algo pequeñas para su gusto como si muchos Twilis enanitos viviesen ahí, aunque era un poco raro; ya que no había nadie por ese lugar. Camino observando todo a su alrededor, mientras que la curiosidad seguía cautivándola por todo lo que estaba viendo termino por quedarse en una pequeña colina donde más adelante estaba el techo de una pequeña casa – o muy bien, pudiese ser algo así como una tienda- en donde con un esplendido salto aterrizo con elegancia sobre este con ambos pies firmes y rectos, dando unos pocos pasos más y recostarse de lo que le parecía un cartel, bajando hasta estar de rodillas y dejar que sus piernas estuviesen fuera de lugar, moviéndolas de un lado a otro sentada mientras que observaba de la extraña observación de la población.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
DIÁLOGO - «PENSAMIENTO» - NARRACIÓN.
······ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ······
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Kildea
Rango de rol

Rango de rol

Mensajes : 759

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 16, 2012 11:28 am

Era de noche y las estrellas lucían en un cielo bastante luminoso. Yo no podía dormir, me sentía angustiada y no sabía porque, era una sensación extraña de agobio, de querer salir. Así que me vestí y me lavé la cara para espabilarme y salí a dar un paseo bajo la luz de la luna para tranquilizarme. La aldea Kokiri era bastante bella de noche, las pequeñas luciérnagas brillaban con más intensidad que por el día y en ocasiones las hadas del bosque venían a descansar, en ese momento se veían luces de todos los colores revoloteando por el césped de la aldea. Ya me sentía un poco más tranquila, la luz de la luna me tranquilizaba mucho, y últimamente no sabia lo que me pasaba pero tenía muchas pesadillas y un mal presentimiento no entendía lo que era.
Me acerqué al pequeño riachuelo que había cerca de la tienda kokiri y allí vi a un extraño ser de piel negra y rayas brillantes(?). Nunca había visto un ser tan extraño, pero debía de mantener la cautela, nunca se sabía si era maligno o era de buen corazón. Me acerqué a ella y supongo que esta noto mi presencia. Tenía el pelo tan blanco como la palidez de la Luna. Tragué saliva, quería saber quien era y sobretodo de que raza era.
-Hola, soy Saria-dije con mi encanto natural-¿Qué haces tan tarde en la Aldea Kokiri?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Sekhmet el Miér Mayo 16, 2012 5:02 pm

La bella noche, ojala fuera más tranquila para Sekhmet pero desafortunadamente estaba siendo nuevamente perseguido por los cazadores. Logro desaparecer de su vista entrando a los bosques perdidos. Ninguno de esos cazadores lo buscaría allí, pues si se adentraran se perderían y no volvería a salir. Ese no era un problema para Sekhmet pues podía volar y así salir fácilmente pero ahora debía ocultarse. Oculto sus alas para no llamar la atención con su brillo y empezó a caminar tranquilamente.

-Este lugar es muy tranquilo. - suspiro profundamente hace tiempo que no se sentía tan calmado, relajado, desde que lo comenzaron a perseguir.

Sin embargo, algo llamo la atención de Sekhmet, tenia un presentimiento algo que él nunca había sentido antes, pero ¿Qué será? ¿Por qué tan de repente?
Continuo con su caminar hasta detenerse por vislumbrar una figura oscura en el bosque. Curioso, siguió a esa extraña sombra hasta ver a una criatura totalmente desconocida para él ¿Quién o que será?
Quien quiera que fuera, sin saber el por que, Sekhmet siguió a ese extraño ser hasta la aldea Kokiri, es la primera vez que visitaba los bosques y que llegaba a esa curiosa aldea donde había oído que unos niños vivían. Todas las casas estaban echas con los troncos de los arboles y varias luciérnagas iluminaban los caminos de esta tranquila aldea.

-Parece que no hay nadie. - el espíritu se acercó un poco más a la aldea hasta lograr ver a la criatura a quien estaba siguiendo. Estaba sentada en una de las curiosas casas de la aldea. –Ahí esta, pero ¿Que raza será? - el espíritu estaba apunto de dar unos pasos para acercarse a aquel ser pero otra presencia lo detuvo en hacerlo, una pequeña niña se había acercado al otro ser. -…. - Sekhmet miro serio a la recién aparecida, debe ser una Kokiri, ¿Pero por qué se acercó a aquel ser y le dijo su nombre con tal amabilidad?


Gracias Ska
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Identidad falsa:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Sekhmet
Rango de rol

Rango de rol

Sexo : Masculino Mensajes : 162

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 16, 2012 6:34 pm

Como ya se me había hecho la costumbre, me fui a dar mi paseo por la pradera para ver que de nuevo hacia hoy, anterior mente me había encontrado con gente ya conocida, a ver que tal me iba a hora.

Sin rumbo fijo, caminando con mi forma de humano por las praderas, fue sorprendido por un grupo de cazadores, en ese estado no podía parecerme al espíritu que seguían, que ya en dos ocasiones me lo había encontrado. Para evitar problemas me decidí rodear a los cazadores, por hacer tal acción me dirigí a lo que seria un bosque.

Caminado simple mirando hacia arriba, viendo las grandes copas de los árboles, de momento me sentí mariano, o mejor dicho debilitado. De momento me precio que nobles espíritus que rondaban por el lugar, al parecer el lugar estaba lleno de ellos, intentado seguir adelante iba dando recostándome en los árboles, si en esa situación no era muy favorable encontrarme con mas de esos espíritus, prefería encontrarme con los cazadores y matarlos a morir por espíritus en un bosque. Sin mas llegue pronto a lo que seria la salida, pude decir que me alegre de momento, me apresure a cruzar, pero para mi buena suerte termine en una aldea, pequeña, la verdad me pareció algo tierno el ver el hecho de que todo fuera pequeño, hubiera hecho algo para demostrar eso pero me sentía mas, ahora que estaba allí, me sentía peor, creo que ese lugar estaba protegido mucho por espíritus de buena vibras.

Mire a mi alrededor, cuando fui cegado por un resplandor ya familiar, era yo o es que me encontraba con ese espíritu a cada momento, parecía que lo perseguía, yo era el que lo encontraba, pero bueno el hecho de encontrarme con el hacia que me sintiera en cierta manera mejor. Me quede a una distancia moderada, di un suspiro, hoy sintiéndome un poco mejor pude sentir mas presencias. Mire fijo a las jóvenes, Era una pequeña niña, y otro una joven de piel negras. La verdad no sabia que era. Si no estaba mal la pequeña era nativa de allí, por que tenía había mas presencia similar a la de ella. Me quede observando a distancia recostado en una pared, para ver si recuperaba las energías.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Kildea el Sáb Mayo 19, 2012 12:34 pm

El ambiente era bastante tranquilo, callado, pacifico… Aburrido; para la Twili. Aunque disfrutaba de la calma y de solo escuchar como el agua de una pequeña cascada caía rápidamente, su sonrisa casi verdadera anhelaba un momento de diversión que lograra callar esa sed de adrenalina o ansiedad que recién tomo por montar sobre el lomo de su criatura. Volvió a tenerle en mente, a veces no podía evitar tener fuertes momentos en que de verdad extrañaba a aquel animal, sin embargo también vino los hermosos tiempos en que durarían eternos en su cabeza. Cerro sus ojos cuales comenzaron a humedecerse, que al bajar la cabeza sin observar nada mas una pequeña lagrima de dolor se desplazo en su mejilla hasta caer en su pierna; justamente que al abrir sus ojos con fuerza por escuchar una voz infantil, dulce y un poco chillona.

Dirigió su mirada inquietada hacia la persona que le molestaba, era una pequeña jovencita de ropajes completamente verdes quien parecía presentarse de una buena vez, su sonrisa se hizo más extensa con cierta burlo bastante notoria, sosteniéndose del borde que estaba sobre la tiendita para inclinarse hacia delante como si fuese a caerse apropósito sobre la muchachita. A decir verdad le parecía adorable, tenía la misma apariencia humana de aquel Gerudo que vio en el desierto; pero sus ropajes –además de características físicas- eran diferentes a como recordaba al chiquillo. – Vaya vaya, ¿Qué tenemos aquí?~ – Bromeo de cierta forma, volviendo a su posición recta manteniendo su mirada sobre la pequeña – Es un placer… Sa-ria – Rio levemente al mencionar su nombre. No tuvo la necesidad de responder a su pregunta, ladeo la cabeza lo suficiente como para imaginarse que iba a doblar hasta su cuello completamente, mostrando sus grandes y filosos colmillos blancos cuales brillaron sutilmente en el reflejo de la poca luz lunar.

Parece que… No estamos solas, jijijijiji” – Pensó rápidamente al comenzar a sentir la presencia de alguien más. La energía era algo similar a la pequeña de verde, solamente que el resplandor que parecía tener emanaba de una fuente diferente. Volteo su mirada para levantarse de su “asiento”, alzando sus brazos para dejar que el brillo peculiar de los mismos en un estiramiento –sin tratar de ocultar un gran bostezo- desapareció en un abrir y cerrar de ojos para reaparecer al lado de un joven completamente de blanco. Descanso su cabeza sobre el hombro del nuevo invitado, su sonrisa volvió a su típica acción picara al mirarle a los ojos, sosteniendo su barbilla con su dedo índice para elevarlo un poco hacia la luminaria de la luna, separándose de este para pasar detrás del joven –quien le pareció un poco… atractivo- y reflejar en su mirada hasta una amabilidad de cualquier persona “doble cara” – No te unes a la fiesta, ¿dulzura? – Menciono un poco atrevida, para volver a desaparecer en frente de su acompañante.


Tras verse nuevamente en una ubicación completamente distinta, diviso a unos pocos metros de distancia la figura de otro humano. Se encontraba recostándose plácidamente sobre una de las paredes de madera, se acerco lentamente a dicho joven para verse en su rostro que estaba un poco exhausto, cuando al incorporarse al lado del chico imitando su posición de cansancio rio entre dientes para tomar con sus manos el rostro del pequeñín –tras ver cómo era en realidad- y tirarle de las mejillas – Miren a quien tenemos aquí jejeje. Este pueblito está lleno de niños ¿no es así? – Matizo para tomar con mas fuerte las mofletes del niño rubio. Se engancho de su brazo para sonreírle con cierta alegría hipócrita, desapareciendo con el nuevo invitado y aferrarse al mismo pero del joven peliblanco; volviendo a encontrarse al lado de la pequeña “Saria” pero con ambos personajes – Bieeeeen~ Parece que estamos todos, jijiji – Menciono para voltear la mirada hacia la chiquilla e ir rotándola hasta los extraños que ahora se encontraban junto a la Twili.

Los soltó con brusquedad empujándolos hacia delante, comenzando a flotar nuevamente al techo y caminar por el borde, manteniendo sus brazos extendidos a ambos lados e imaginarse que estaba en una cuerda floja pasando poco a poco con total tranquilidad. Ahora si estaba comenzando la diversión ¿Quién diría que puede conseguirse tan fácilmente unas marionetas, y en menos del tiempo en que ha llegado? Si Zant le estuviese viendo en estos instantes seguramente le llamaría la atención –o hasta utilizaría la violencia innecesaria- pero Kildea solo quería pensar en sus nuevos lacayos y en las tareas que les tenia por hacer.


Spoiler:
Uff... Vengo~ Lamento la demora >w<


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
DIÁLOGO - «PENSAMIENTO» - NARRACIÓN.
······ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ······
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Kildea
Rango de rol

Rango de rol

Mensajes : 759

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 28, 2012 11:28 am

LA chica extraña de la piel negra y peo blanquecino baja de donde estaba con bastante elegancia y con agilidad. Era una humana muy curiosa para mi, ni si quiera llegaba a ser humana.. parecía una especia de "humanoide", distinta los que había visto antes. Dijo que era un placer conocerme y después de pronunciar mi nombre en un tono bastante bizarro se río. Su voz producía cierto eco en mi cabeza o a lo mejor era mi imaginación. Pero parecía ser que no estábamos solas.
No sabía exactamente si la humanioide, que aun o había dicho su nombre, había notado la misma sensación de que nos estaba vigilando. Y parecía ser que si lo había notado, ya que al minuto de pensarlo ella ya había desaparecido. Me quedé sorprendida al ver tal desaparición, fue como algo mágico, y un montón de cuadraditos negros permanecían en el aire. Al poco tiempo mientras buscaba a la humanoide en cuestión, volvía a parecer y esta vez en compañía de un chico bastante mono con el pelo blanco y un resplandor blanquecino. Yo le sonreí al chico
-Hola, soy Saria-dije sonriendo al chico luminoso recién llegado-¿Y tu?
Sin esperar respuesta , la humanoide volvió a desaparecer, y esta vez volvió a aparecer con un joven de cabellos de oro. Los acercó a mi y nos aplasto a todos contra ella y dijo "Bieeeeen~ Parece que estamos todos, jijiji" .
¿Todos?Menos mal, pensaba que iba a aparecer más gente.
-¿Ya estamos todos? Lo digo por no presentarme millones de veces...Soy Saria!-reí- ahora decirme vuestros nombres,¡que no habláis para nada!
La noche iba a prometer...

Spoiler:
Siento haber tardado tanto y que encima comente algo insignificante, pero estoy liada con los examenes ♥
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Sekhmet el Lun Mayo 28, 2012 4:05 pm

Sekhmet observaba con seriedad los movimientos de aquel extraño ser junto a aquella niña, ¿Qué estará tramando?
Sin aviso alguno, el extraño ser se esfumo como si el viento se lo hubiera llevado. El espíritu empezó a buscarla con la mirada pero antes de darse cuenta, aquel ser tenia su cabeza recostada en el hombro del espíritu. En ese momento, Sekhmet se dio cuenta de que se trataba de una mujer, pero no humana. Sintió como el dedo índice de aquella ser levantaba su barbilla y el espíritu mostraba solo seriedad y no hablo ante el comentario con una voz atrevida.

Nuevamente el extraño ser volvió a desaparecer justo enfrente de él. Sekhmet esperaba que volviera junto a la niña, tal vez para bromear con ella o algo así, pero aquel ser no apareció. Incluso la niña la buscaba, pero ¿Por qué? No tuvo tiempo de pensar en ello, puesto sintió como si alguien lo tomara de su brazo y transportara su cuerpo por pequeñas partes. Ese viaje fue muy extraño e incomodo para el espíritu. Esta vez reapareció con aquella criatura y vio claramente que también se había llevado consigo a él, al que últimamente se ha topado en estos días, ¿Acaso era coincidencia?
Sekhmet fue separado bruscamente al igual que el otro chico y la chica de cabello verde. El espíritu miraba con seriedad a la extraña criatura ¿Que estará tramando?
La niña del bosque se había presentado y por lo visto ella esperaba que los demás también lo hicieran. Al estar en presencia de un ser desconocido y en el que desconfiaba demasiado, prefería no decir su nombre, pero la niña de cabello verde ya se había presentado y de alguna manera sintió que también debía de presentarse aunque sea amablemente con la pequeña.

-Mi nombre es Sekhmet, joven señorita. - dijo amablemente haciendo una ligera reverencia, con una pequeña sonrisa que muy apenas podía verse en su rostro.

Se sentía incomodo con aquella situación, no podía pensar en nada mas que en aquella criatura, el saber a que se refería con “fiesta”, ¿Esto terminaría en una catástrofe?


Gracias Ska
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Identidad falsa:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Sekhmet
Rango de rol

Rango de rol

Sexo : Masculino Mensajes : 162

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 28, 2012 7:25 pm

No planeaba moverme, la verdad que ese lugar, era el ultimo donde hubiera querido terminar, llena de espíritus totalmente nobles, y cosas similares a estos, sin nada mas me quede mirando a los presentes con cierto casación, alcazaba ver a la joven de peliblanco charlar con la pequeña de cabello verde, y al espíritu de cabellos blancos observándoles al igual que yo. Cerré mis ojos y di un suspiro, si, estaba en el pero lugar del mundo, pero ya no podía hacer nada, cuando volví a abrí los ojos, me di cuenta que la joven de piel negra ya no estaba junto a la pequeña, si no con el espíritu.

Me quede algo extrañado ante esa acción, la verdad nunca había visto tal acto de rapidez de movimiento, al no ser que la joven tuviera poder así, o algo así, sin mas volví a cerrar mis ojos por esfuerzos de hacerme sentirme mejor, pero cuando los abrir de nuevo mis ojos la joven esta frente de mi y imitando mi poción en la que estaba.
Sin evitarlo mi gesto se torno algo serio, algo casi imposible en mi, cuando la joven río leve yo simplemente arquee una ceja. El hecho que apareciera frente mío, era algo asombroso. Estaba ciertamente extrañado por la joven, pero quede aun mas cuando ella puso sus manos sobre mi cara, me quede mirando fijo, para luego cerrarlos al sentir que mis mejillas eran jaladas, puse las manos sobre las de ellas para evitar que las siguiera jalando, pero sin lograrlo, que mas hacer ni tenia fuerza, para nada. De momento la joven se encacho a mi brazo, dio una sonrisa, pero no hice nada en forma de contestar.

De un momento a otro me sentí totalmente extraño, sentí que mi cuerpo se hacia pedacitos y se materializara en un lugar totalmente diferente, era una sensación que no era la adecuada para mi estado físico actual, iba a intentaba ver donde estaba, cuando lo volví a sentir. Esta ves aparecí enfrente de la pequeña del pelo verde, ahora que estaba cerca de ella me sentía pero, al parecer la pequeña era mas que una niña, tenia poderes divinos o algo así, justo como los espíritus nobles que habían en el lugar, mire de reojo, ahora estaba junto a la joven piel negra y el espíritu blanco.
Fui soltado bruscamente de la joven, para luego estar casi en frente de la pequeña, ella se presento con total dulzura, yo por mi parte me aleje lo mas posible de ella mientras que el espíritu daba su presentación. Yo por mi parte no me podía presentar, simplemente les emboce una dulce sonrisa y les reverencie, para luego retirarme un poco más. Sabia que eso de no decirles mi nombre iba a parecer mal, pero yo en efecto, no hablaba para nada, si no estaba mas, yo solo podía hablar cuando estaba en una forma, pero no recordaba bien mi forma. Voltea a ver a todos los presente, con una mirada totalmente cansada, no podía darme el lujo de presentar debilidad en ese momento, estaba rodeado de seres algo desconocidos, “Saria” era una pequeña con poderes especiales, eso lo sabia con solo estar justo a ella, “Sekhemet” un espíritu, con eso bastaba para matarme, y la joven de piel negra, en cierta manera, algo me decía que ella era algo poderosa, o simplemente estaba en una situación no muy ventajada para mi. Sin mas me Cruce de brazos, cerré unos de mis ojos para ver si podía reducir el sentimiento de irme debilitando poco a poco, para luego mirara a todos con una delicada sonrisa y una mirada cansada. La verdad solo esperaba que no se desatara una batalla en aquel lugar.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Kildea el Dom Jun 03, 2012 8:08 pm

Era extraño para la Twili sentirse acompañada, a decir verdad le era difícil asimilar que ahora estaba en un pueblo completamente desconocido, ya que todas las caras que habitaban en su hogar eran meramente parecidas. Aquí los humanos eran semejantes, pero cada uno tenía algo que les diferenciaba, sea sus ojos, su rostro pero no demasiado los ropajes. Los cielos eran brillantes y soleados, los ríos eran puros y cristalizados, el pasto verde y sin mencionar la extraña geografía del lugar. Todo era tan… Diferente.

Pero ciertamente el show debía comenzar, ¿Verdad? Después de todo, para ella era algo complicado conseguir sirvientes que tuviesen pensamientos propios, no como los monstruos del Crepúsculo que con un simple hechizo o conjuro ya estaban a su propio merced. Quería tener a lacayos que pensaran por sí mismos, su plan le dio una sonrisa algo macabra y divertida, quería verlos como intentaban luchar contra la locura, el ser obligados en contra de su propia voluntad, y sobre todo ver como estos gritaban de dolor y sufrimiento el experimentar nuevos cambios. Algo retorcido para sus pensamientos, pero estaba algo interesada en estos seres que no temían al sol, mucho más si podían controlar fuerzas divinas como era la luz. Ahora debía concentrarse, y justamente al estar a un paso de caer de su “cuerda floja” la pequeña de verde se presentó ante los desconocidos. Luego fue corriendo el hablar hasta el chico de blanco, hasta haber callado completamente en el momento en que el rubio le tocaba presentarse.

De pocas palabras… ¿Eh?” – Rio entre dientes, mientras que descendía con la cabeza abajo hasta estar cerca de tocar el suelo con sus pies. Arqueo una ceja quedando por observar a individuo callado, girándose hacia el peliblanco y la joven Saria, acercándose a ella y sonriéndole sin nada que decir. Estaba a punto de dar su nombre, y al separar sus labios para tomar aire no pudo hacer nada más que terminar por reír entretenida. Desapareció en frente de sus ojos y volvió detrás de ellos, pasando por un pequeño camino de agua que le llevaba a un riachuelo. – Un tiempo algo adorable ¿Verdad? – Dijo sonriente, cautiva por la majestuosidad de la luna. Le observo breves segundos, transportándose otra vez pero volviendo en un nuevo lugar, exactamente de espaldas contra la pared de la pequeña casita. – Hmmm… Lugares como estos no vi jamás – Se giró hacia ellos cruzada de brazos, mostrando sus colmillos blancos como una sonrisa – ¿No les parece raro? – Menciono, cambiando de tema.

Mientras que dejaba solos y con incógnitas al peliblanco y la chica de verde, se acercó sigilosamente hacia el rubio, observándole con curiosidad extrañada por su estado de enfermo. ¿Tendrá fiebre, mareos o algo? Se veía casi verde, lo que hizo reír levemente a Kildea. En un parpadeo pudo ver un aura rodeando al chiquillo, era una capa débil y casi desaparecía, cuando al ver que aquella fuerza que tornaba era algo oscura… Ladeo su cabeza impresionada por lo que emanaba el chico. Su inocente forma era lo que le hacía dar sorpresa, ¿Quién diría que tras algo sumamente frágil, se esconde las tinieblas? Aquel mundo seguía impresionándole, mucho más los humanos que le rodeaban. – No te sientas mal… – Le dijo – Además, no creo que lo que este aquí sea taaaaaan poderoso como para debilitarte así, ¿o si amiguito? – Le susurro en el oído, mientras que una sonrisa algo distorsionada aparecía.

Se giró hacia los otros chicos y camino de un lado a otro ignorando levemente sus presencias, hasta volver en frente de ellos y unir sus manos con un aplauso – ¿Qué les parece si comenzamos con la diversión? – Les pregunto. Esperaba a que ellos se reusaban, aquello solo le emocionaba más como para que su pequeño plan se tramara, y a pesar de que recién conoció a estos extraños… Eran perfectos para su juego.

Offu-rol:
*Sale corriendo, tropieza con una mariquita y cae por el suelo rodando mientras que el post vuela por los cielos* ¡ Perdónenme la vida! Perdón, gomene, sorry y en cualquier idioma que se sepan TwT


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
DIÁLOGO - «PENSAMIENTO» - NARRACIÓN.
······ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ······
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Kildea
Rango de rol

Rango de rol

Mensajes : 759

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 30, 2012 6:12 am

Seguía siendo de noche, como si la noche de pronto fuera eterna, varias estrellas se reflejaban en el riachuelo de la Aldea junto a la majestuosidad de la Luna. El caballero del pelo blanquecino se presentó, se llamaba Sekhmet un nombre raro para su gusto pero tenia algo que le gustaba, igual que el. Aunque a veces miraba en lo profundo de sus ojos y sentía melancolía, era como mirar a un Skull Kid, sin emoción en los ojos. Pero al parecer fue el único que se presento, ni la chica misteriosa de piel negra ni el chico con cabellos rubios,que parecían ser a veces de oro,dijeron sus nombres.

Me fijé en la humanoide de pieles negras como se movía de aquí para allá risueña y con movimientos ligeros, no sabía realmente sus intenciones pero no parecía ninguna seguidora de Ganondorf. Se teletransportó varias veces, una de ellas cerca del riachuelo, y decía cosas sin sentido, que hacia que me sintiera algo confusa. Después se teletransportó donde estaba el chico rubio, que parecía que tenía mala cara y dijo algo que no pude percibir con claridad.

Más tarde volvió cerca de Sekhmet y mía, unió nuestras manos, noté las manos frias de Sekhmet y después ella dijo: "¿Qué les parece si comenzamos con la diversión? ". En cuanto oí diversiónmis ojos brillaron, y sonreí y salte de alegría como la niña pequeña que llevaba en mi interior.
-¿Vamos a jugar? Yupiii-dije sin dejar de dar botes de alegría-¿Y a que vamos a jugar?-dije con una sonrisa.
Inocente de mi, debería haber dormido esa noche...Pero no podía controlar a la niña pequeña que llevaba en mi interior
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Sekhmet el Dom Jul 01, 2012 4:13 pm

El chico rubio nuevamente quedaba en silencio, Sekhmet se preguntaba si el chico era mudo o simplemente no quería pronunciar palabra alguna. Pero había algo diferente, se veía cansado, tal vez este lugar es tan puro que logra debilitar al muchacho hasta dejarlo pálido. El chico rubio se alejaba poco a poco, no lucía estar bien pareciese que se desplomaría en cualquier momento.

Por ahora Sekhmet vigilaba más a la criatura, ella se movía de un lado a otro, parecía estarse divirtiendo ¿Pero que era tan divertido? El espíritu se mantenía serio, su exterior mostraba estar calmado y no se dejaba llevar por las palabras de la peliblanca, pero su mente no estaba ordenada, tenía tantos pensamientos como preguntas.
La criatura peliblanca se había ido donde el chico rubio estaba, después se acercó hacia el espíritu y la niña llamada Saria, moviéndose aquí y allá. El espíritu la seguía con la mirada hasta que la criatura llego hasta estar enfrente de él y la niña, esta misma junto las manos de Sekhmet y las de Saria. El espíritu pudo notar una calidez por parte de la chica de verde, muy diferente a lo que sus manos eran.

La criatura de pieles negras menciono "diversión" y esa palabra alegro a la niña, tanto que empezó a dar saltos y a preguntar que jugaran. Sekhmet miro por pocos segundos con cierta impresión a la niña, después giro su mirada a la peliblanca, viéndola con seriedad -No creo que para ella "jugar" sea su diversión.- pensó el espíritu. -Esta noche no será tranquila como lo pensaba.


Gracias Ska
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Identidad falsa:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Sekhmet
Rango de rol

Rango de rol

Sexo : Masculino Mensajes : 162

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Invitado el Lun Jul 23, 2012 6:22 pm

La verdad es que me sentía terrible, era por que no había descansado en días, o por el bosque no era el mejor lugar para alguien como yo, o mejor dicho no ere el lugar mas indicado para mí en un momento de debilidad.

Hacia todo lo posible para mantenerme en pie, me sentía algo mal por mi falta de cortesía, por el hecho de no haberme presentado ante ellos, pero en ese estado ni podía recordarme del lenguaje a señas, pero ya no le tome importancia al notar que la joven de cabello blanco también pasó por alto la presentación.
Su peculiar forma de desaparecer me parecía algo peculiar, algo en mis adentros me hacia pensar que sabia que clase de raza era, pero en momentos así ni pensar claramente podía.
“¿Tiempo Adorable?”, ante eso yo hice una negativa, la verdad que si el lugar era muy lindo pero no me parecía adorable nada. Aun que si hubiera estado mejor me hubiera lanzado a abrazar a la joven cabellos negros.
Perdí contacto con el momento, cerré mis ojos por un momento para ver si podía recuperarme un poco, concentrar las energías podría hacerme sentir mejor, en el lapso que estaba intentando hacer eso, la joven de pelo blanco, hacia comentarios y preguntas, que no tome importancia alguna.

Lo estaba logrando había podido concentrar mis energías y me hizo sentir un poco mejor, con el rabillo del ojo puede ver a la joven de cabellos blancos acercarse a mi, ante eso simplemente me enderece y me reincompore aun algo cansado.
Ladea la cabeza ante lo que decía, “No te sientas mal”…
Eso podría decirlo pero era algo que no podría hacer por mucho tiempo.
“… Para debilitarte”, si, si lo había tal vez la joven de cabellos blancos no se diera cuenta. El poder que enseraba la pequeña Saria, era bastante poderoso, a al menos eso creía yo.

Cuado ella se alejo, di otro suspiro, la seguí con la mirada hasta que ella y los otros dos, unieron de las manos. “Comencemos con la diversión”, eso no me parecía lo mejor, o bueno yo sentía que para mi no iba hacer divertido. Di un resoplido con algo de fuerza y cambie mi expresión a una resuelta.
Me encamine hacia donde estaban Saria y Sekhmet, me acerque con una sonrisa en el rostro.
Al ver que la pequeña se podía emocionada por lo que dijo ella, no pude evitar dar una sonrisa algo nervioso, llegue a pensar que ella no tenia ni idea de que la joven tenia una forma de juego muy particular, es mas llegue a pensar que ni siquiera supiera el poder que tenia, así que por le momento estaba a salvo. Lleve mi mano a la cabeza de ella y la despeine con suavidad, y mire a Sekhmet son una sonrisa.

Luego me cruce de brazos y mire a la joven con una sonrisa decidida mirando fijamente a ella, si quería “jugar” yo estaria dispuesto hacerlo, hasta que ya no pudiera moverme. En realidad de un momento a otro me sentí que podría luchar.

Bueno incline la cabeza y mire a la joven con curiosidad, esperando que dijera que con clase de “juego” empasaria la “diversión”. Ahora lo único que deseaba es que nadie ocupara técnicas de luz o que alguien tocara alguna canción(¿).
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Kildea el Dom Ago 05, 2012 2:21 pm

“¡Que comiencen los juegos!” Juraría que todos empezarían a gritar, y aunque la jovencita de verde fue la única que realmente se emociono no pudo evitar hacer desaparecer su sonrisa. ¿No les gustaban las dinámicas? Puede decir que hasta a ella no le gustarían mucho si supieran lo que les tenia, o por lo menos lo que la Twili estaba pensando. La peliblanca dio vueltas de allá para acá, clavo su mirada en el chico más alto entre los 4 –cosa que solo le hizo reír– tan solo viendo esos labios curvados hacia abajo. ¿Acaso no tiene sentido del humor? Esperaba que al menos supiera lo que era sonreír, tal nivel que no pudo resistir acercársele y darle unos golpecitos en la cabeza. – Oh vamos cariño, ¡diviértete! Dame una sonrisita~ – Susurro a su oído, tocando su mejilla derecha con el dedo índice.

Rápidamente se alejo para quedar suspendida en el aire, se elevo hasta un punto en que pudiese mirarles a los 3 y que ellos le prestaran atención, con su mismo dedillo lo movió de un lado a otro como si fuera a dirigir una orquesta, cruzándose de brazos y haciendo aquel movimiento una y otra vez respondió a la pequeña: – ¡Me alegra tu entusiasmo “Sa-ria”! Pero si tanto quieres saber… – Sonrió con cierta malicia, viendo que una extraña chispa aguamarina se desenvolvía en la punta de su dedo – Vamos a jugar algo llamado “Te toque”. jijiji – Levanto su brazo entero hasta señalar a los cielos, donde con un simple chasquido un silencio rotundo se apareció en el bosque, y con ello se dio el llamado de 4 criaturas de las sombras. – ¡Démosle la bienvenida a nuestros queridos amigos! Ellos les van a hacer compañía en nuestro juego, consiste en intentar que no te toquen… Porque si no… Jjijijiji no quieren saber – Respondió una vez más rompiendo a risas, haciendo una pequeña pausa – Pero les advierto que mis pequeños son unos tramposillos, harán lo que sea por atraparlos~ Y si es necesario, tomaran la villa para ellos – Les sonrió de oreja a oreja con total calma esta vez acercándose a unos de los monstruos y susurrándole un par de palabras.

De un momento a otro estos se acercaron a sus acompañantes, les rodearon y a cada paso más cerca de ellos se podría ver que solo la Twili rompía a llanto… pero de tanto reír. En un abrir y cerrar de ojos de acerco al chico rubio, aun con el gesto alegre puso su mano al hombro y quedo observándole con curiosidad unos momentos, haciendo aparecer una pequeña llama color azulada de su mano disponible la acerco al muchacho y le invito a que la tomara – Esto quizás te ayude, no durara mucho rato pero al menos podrás moverte tranquilo, jijiji – Le guiño un ojo con picardía alejándose de inmediato, mientras que solo seguía flotando por ahí le dedico un par de palabras más a sus “compañeros de juegos” como una bandera de inicio – Yo estaré participando como jugadora sorpresa, ¡así que cuiden sus espaldas! No vaya a ser que les de un infarto en pleno juego y tengamos que llegar con un medico, ¿verdad? – Camino en el aire completamente despreocupada, con sus manos en la nuca y esperando sus reacciones.

Spoiler:
¡¡¡¡Perdona la demora!!!! Dx!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
DIÁLOGO - «PENSAMIENTO» - NARRACIÓN.
······ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ~ [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ······
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Kildea
Rango de rol

Rango de rol

Mensajes : 759

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tres son multitud, pero más es un alboroto

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


Zelda Rol :: 

 :: 
 :: Bosques perdidos

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.